Los 10 Hábitos que más te Envejecen

Sin saberlo puedes estar haciendo alguna de estas acciones que aceleran tu envejecimiento y te hacen parecer mayor de lo que realmente eres.

La buena noticia es que si eliges cambiar estos hábitos puedes mejorar la apariencia de tu piel, de tu imagen y también ver cambios muy positivos en cómo te sientes contigo.

No descansar lo suficiente.

¿Sientes que vas arrastrando la cobija todo el día y tu piel se ve demacrada y sin vida?
Pues ahí tienes la causa, sin un buen descanso las células no se pueden renovar ni eliminar las toxinas además de que no se puede regular el colágeno que es el que da firmeza y densidad a tu piel.

Sin mencionar la importancia que tiene el descanso para que tu mente tenga claridad y te sientas con energía y vitalidad durante el día.

Así que a dormir tus 8 horas diarias.

Tensión y el Estrés.

El estrés crónico contribuye al envejecimiento prematuro ya que aumenta la inflamación en el cuerpo, lo que puede afectar la salud de la piel y aumentar el riesgo de enfermedades crónicas.

Además de provocar insomnio, y ya hablamos del problema que es no descansar correctamente.

Pero algo de lo que pocos son conscientes sobre el estrés es la TENSIÓN que acumula en el cuerpo y en tu rostro y esa tensión de verdad que envejece.

La tensión crea en gran medida las arrugas más profundas en tu rostro, ya que obliga a trabajar extra a los músculos de forma inapropiada, cortando el flujo de sangre y oxígeno provocando un deterioro mayor en esa zona.

¿Qué hacer contra el estrés y la tensión?

Encuentra métodos para relajarte como meditar o hacer cosas placenteras. Pero si ya creaste tensión en ciertos puntos aprende a liberarlos, siendo una buena opción la que te enseño en Despierta la Belleza de tu Rostro donde al hacer tus rutinas te relajas, liberar tensión y disfrutas al cuidar de ti con amor.

Dormir sobre tu rostro.

Si al despertar observas esa línea de la marioneta más marcada de un lado que de otro, solo puedes culpar a tu mala postura al dormir y a Newton con su teoría
de la gravedad.

Esto es muy sencillo, son entre 5 a 7 kilos que pesa tu cabeza sobre un costado del rostro durante 8 horas… el resultado son esas líneas.

¿Ya sabes que sí hacer? Exacto, dormir boca arriba.

Exponerte al Sol y luz azules sin protección.

Los rayos UVA y UVB que emite el sol son de los principales causantes de manchas, enrojecimiento y arrugas o sea envejecimiento prematuro.

Y si creías que por no exponerte al sol estabas a salvo, pues no, científicos han comprobado que la luz azul de luminarias, la pantalla del ordenador/computadora e incluso el móvil/celular provocan estrés oxidativo, responsable del envejecimiento prematuro.

Lo mejor que puedes hacer es todos los días usar protector/bloqueador FPS 50+ contra UVB y alta protección a rayos UVA PA+++ y reaplicar lo cada 2 a 4 horas durante el día.

Estar deshidratada.

No tiene que ver con si tienes piel seca, grasa o mixta, se trata de una falta de
agua a las células ocasionando falta de brillo, elasticidad y eso claro que se traduce en piel tirante, apagada y más arrugas.

Así que, a hidratarse, toma suficiente agua y ayuda a tu piel con productos que conserven su hidratación y evita productos que la resequen.

Esto último es muy importante cuando se trata de pieles maduras, saber elegir
productos adecuados a las necesidades de tu piel y que no le roben su hidratación es esencial.

Y no me refiero a cremas costosas que usa Nicole Kidman o la Reina Sofía. Es dar un tratamiento adecuado cubriendo las necesidades de tu piel y cuidarla con la limpieza adecuada, cremas, sueros y mascarillas que la apoyen, solo así lograrás una piel sana y bella.

¿Te estas preguntando cómo saber qué le funciona bien a tu tipo de piel y cómo cuidarla correctamente? Pues te invito al curso Despierta la Belleza de tu Rostro donde te muestro la técnica adecuada para limpiar e hidratar a tu piel y además te doy consejos de cremas y productos que funcionan fantástico según las necesidades de tu piel. Y también te compartiré mis masacrillas caseras favoritas
para que se sientan suave y tersa.

Eres lo que Comes.

Aléjate de la comida tóxica con alto porcentaje de azúcar, sodio y muy procesada, estos causan inflamación y contribuyen a la formación de arrugas y perdida de elasticidad.

Fumar.

Ahora llega el gran enemigo de tu belleza, el fumar, este daña el colágeno y la elastina de tu piel, causando arrugas y líneas de expresión prematuras, además de robar vitalidad a la piel.

Y que me dices de ese color amarillo y manchado que provoca el cigarro a los
dientes que te alejan de una sonrisa fresca y hermosa.

No hay nada más que decir que… deja de fumar.

No voltearte a ver.

Es difícil cuidar y dar atención a algo que no ves. Es como la muñeca abandonada en un rincón que se va llenando de polvo y no ves como al estar expuesta a la intemperie sin protección se va dañando. Si tan solo alguien la volteara a ver, podrían ayudarla.

Lo mismos sucede contigo, es importante que te observes y no para criticarte sino para entender cómo puedes ayudar mejor a tu cuerpo o comprender y gestionar tus emociones y necesidades.

Criticarte.

Este hábito es uno de los grandes enemigos de tu autoestima y que roba tu belleza.

No permitas que eso suceda, cuando surja esa voz crítica con frases destructivas, mándala callar y cambia ese pensamiento por una frase dulce y compasiva hacia tu persona, cierra el momento relajando tu cuerpo y tu rostro, postura erguida, hombros atrás y abajo, abre tu pecho y tu corazón y sonríe hermosa.

Te aseguro que te sentirás poderosa y fabulosa.

No Ejercitarte.

Tu cuerpo necesita moverse para estar en óptimas condiciones, al hacer ejercicio activas circulación y lo oxigenas, pero eso seguro que ya lo sabes.

Lo que tal vez no sabes son los beneficios que tiene ejercitar los músculos de tu rostro y cuello.

Al hacer Yoga Facial activas la circulación aportando nutrientes, eliminando toxinas lo que tiene como resultado una piel más sana y luminosa.

Aquí la mejor parte, gracias al Yoga Facial logras recuperar la firmeza y elasticidad lo que se traduce en ¡¡ADIÓS FLACIDEZ Y ARRUGAS!!

Y un plus maravilloso que te regala esta práctica, te relaja y libera tensión siendo una herramienta fantástica para cuidar de ti con amor, tanto tu cuerpo como tu interior y sin duda también se verá reflejado en tu imagen más alegre, bella y ganando confianza.

Pero que te cuento a ti que ya lo viviste en nuestra masterclass Haz tu Rostro
Brillar

¡Verdad que fue fantástico el resultado al terminar la sesión!

No solo ver tu rostro más bello y descansado, también con la mirada más despierta y con menos arrugas.

Y que me dices de la sensación tan placentera de dedicarte unos minutos para cuidar de ti, sin duda rindió sus frutos.

Ahora ya sabes que hay un camino para Cuidar de ti correctamente y con Amor y puedes hacerlo tuyo logrando todos los beneficios que 30 Días para Despertar la Belleza de tu Rostro tiene para ti.

¿Te gustaría continuar este viaje amoroso para aprender a cuidar de ti por dentro y por fuera?

Te Invito al curso online 30 Días para Despertar la Belleza de tu Rostro

Deja tus comentarios

* Note: Your email will be kept secret and not be published